El 43% de los trabajadores públicos son temporales

Según informó la Federación de Empleados Públicos de UGT Aragón el empleo temporal representa el 43% del total de 52.730 trabajadores públicos que existen en la Comunidad autónoma.

La precariedad laboral empieza a ser cada vez más extendida en sectores que hasta ahora venían siendo referencia de la estabilidad laboral, como el sector público. La tasa de temporalidad en el sector de la sanidad, donde se registra la más alta de todas, llega a alcanzar el 49,54% de la plantilla, en el de administración general es del 39,64%, en educación del 38,14% y en las entidades de derecho público la cifra alcanza los 34,36%. La tasa de temporalidad más baja se la lleva la administración de justicia con el 14,24%.

Según denuncia la secretaria general de la Federación de Empelados Públicos de UGT Aragón “la tasa de reposición incluida en la ley de Presupuestos Generales del Estado desde 2010 tan solo permite cubrir la plazas vacantes dejadas tras la jubilación”. Sin embargo, el empleo ha seguido en aumento. Según UGT “desde 2012 hasta junio de 2016 la plantilla ha aumentado en 3.620 personas”, pero la realidad es que la mayoría han sido contrataciones temporales (5.096), “sustituyendo empleo fijo y destruyéndose 1.478 contratos de este tipo”.

Es decir, que el gobierno central y las comunidades autónomas, aprovechando las jubilaciones y el recorte en personal están precarizando de manera acelerada los sectores públicos en empleo. Y es muy posible que siga en aumento, puesto que como explica la misma Federación “podría empeorar en los próximos años por el envejecimiento de la plantilla, ya que actualmente hay 4.812 trabajadores en la administración autonómica con edades comprendidas entre los 60 y 64 años y 9.157 entre los 55 y 59 años”. Para la secretaria general, esta baja tasa de reposición que impone el gobierno central la utiliza para que “no crezca el Capitulo 1 [de los Presupuestos], el de personal”.

Según informa eldiario.es, el empleo de los trabajadores fijos (laborales indefinidos y funcionarios) y el de los trabajadores temporales (laborales no indefinidos e interinos) durante la crisis han venido a “marcar dos trayectorias opuestas”. Los indefinidos bajan y los temporales aumentan.

Desde septiembre de 2014, los empleos fijos han pasado, en menos de dos años, de 81.900 a 75.300 funcionarios e indefinidos. Es decir, un brusco descenso de 6.600 empleos. Mientras que los temporales bajaban entre junio de 2014 y marzo de 2015, “periodo en el que pasó de 20.600 a 17.600, para iniciar a partir de entonces un aumento constante que le llevó al pico de 23.700 de finales del año pasado”.

Al parecer estas dos trayectorias se debe, por un lado, a la política del gobierno central de imponer una tasa de reposición muy ajustada que limita la renovación de las plantillas mediante el control del déficit y los gastos de personal. Y, por el otro lado, las comunidades hacen contrataciones temporales (con alguna ocasional convocatoria de plazas) abriendo la vía a la precarización e inestabilidad cada vez más alta del sector.

Como denuncia Laura, auxiliar de enfermería en la sanidad pública aragonesa y participante del movimiento #ValemosMásQueEsto, existe “un aumento brutal de contratos temporales, pero claro si hicieran oposiciones de todo tipo de ámbito sanitario, cada año mucha gente conseguiría un contrato fijo, y no habría tantos contratos temporales. Habría mucha mas gente colocada”.

Debido a la temporalidad del sector público, ella viene compaginando su trabajo con otro en el sector privado, como trabajadora de ayuda a domicilio, y reconoce que es “lo mismo”: “te hacen contratos de formación, de prácticas, con contratos de 6 meses, y como mucho trabajas 2 años, como en las residencias, contratos de 3 o 6 meses”. Laura reitera que “en la sanidad pública se tienen que convocar plazas de oposiciones. Este año llevamos desde diciembre del año pasado que no convocan oposición de auxiliar de enfermería. Entonces claro, la temporalidad sigue aumentando”.

Pero Laura cree que “con el gobierno que nos ha tocado no creo que salgan las oposiciones. Por eso creo que los trabajadores tenemos que luchar contra esto. Exigir que los temporales pasemos a plantilla fija y terminar ya con la precariedad laboral”.

salud-foto-arainfo

Deja un comentario